gato vacaciones hundsport

¿Qué hacer con tu gato cuando te vas de vacaciones?

Cuando mis hijos eran pequeños y salíamos de vacaciones, yo les decía que iba a dejar al gato en el congelador para que no diera lata. Obviamente desataba su temor y luego su ira. Era una broma, por supuesto.

Si no cuentas con tanta suerte como yo, que entre mis vecinos tengo una pareja de amigos retirados, con tiempo, paciencia, amantes de los animales, y sin mascotas propias, que gustosamente cuidan de nuestro gatito cada que salimos, te ofrezco estas alternativas:

Vacaciones cortas

A lo largo de los años me he dado la prerrogativa de que si mi ausencia dura sólo dos noches, dejo a mi gatito solo. Normalmente él pasa el día entero en casa, a sus anchas, sin humanos; así que duplicar ese tiempo no es grave. Eso sí, además de su arenero habitual, le instalo otro; le dejo un montón de comida y de agua; y consigo que alguien de mi confianza (y de la de él) pase a saludarlo cada día. Un gato no es un perro. Insisto, en vacaciones de hasta dos días nunca tuvimos problemas implementando esta estrategia. Sin embargo sería cruel hacer lo mismo si me voy por más tiempo; en ese caso pienso en algo más.

Algunas alternativas para cuidar a tu gato en vacaciones son:

  1. Un cuidador a domicilio
  2. La casa de algún cuidador
  3. Una estancia especial para animales

Un cuidador a domicilio

Esta opción es bastante semejante a la que aplico para “un viaje corto”, sin embargo, cuando los días son tres o más, tienes que asegurarte de que el cuidador va a ir a tu casa. Si el cuidador es tu amigo o tu familiar, y no hay dinero de por medio, o amor por tu gato, puede ser que te falle. Pero si el cuidador es profesional, y le estás pagando, puede ser que no sea tan cercano a ti y no quieras dejarle las llaves de tu casa… Por esos motivos esta opción no es mi favorita.

De vacaciones a otra casa

Aquí también existen dos variantes, según si la persona que recibe a tu gatito se dedica a ello o al menos cobra por ello, o no. Cuando llevas a tu gato a la casa de un niñero, puedes tener flexibilidad de horarios, de formas de pago, e incluso la certeza de saber que lo van a cuidar bien. Quizá la única desventaja es que pueda tener otra visita gatuna o perruna en ese momento, y que no pueda alojar a tu gato, o que lo haga pero teniéndolo aparte, o con cierto riesgo de altercados. El cuidador debe ser totalmente honesto contigo en este sentido. Y tú, lo que tienes que ser es precavido: es decir, agenda tu cita con la mayor antelación posible, desde que te enteras de tu viaje.

Una estancia especial

Hace algunos años que se pusieron de moda en las ciudades grandes de México los hoteles para perros y gatos. Por supuesto que existen desde hace mucho, pero lo común era que recibieran sólo perros, y que estuvieran en las afueras de la ciudad. Ahora están realmente en los centros urbanos.

Es de esperarse que en un establecimiento así pagues un poco más que si alguien “te hace el favor”, pero implica algunas ventajas:

  1. Tu gato recibirá los cuidados precisos, la atención necesaria, y en los tiempos adecuados.
  2. Además de los cuidados ordinarios, suelen ofrecer atención médica en caso necesario.
  3. Tu animalito tendrá compañía de otros animales. Esto, sin embargo, puede ser una ventaja cuando hablamos de perros -sociables y juguetones- y quizá no tanto cuando se trata de los gatitos. Es más, es probable que, por seguridad, la política del hotel sea que los gatitos no se mezclen entre sí ni con los perros -cuando reciben ambas especies.

Conclusiones para cuidar tu gato en vacaciones

En resumen, te aconsejaría que, a través de tu veterinario, y entre tus amigos y familia, identifiques un par de personas a quienes les guste cuidar de tu gato durante tus vacaciones, que lo hagan con dedicación y cariño, a quienes, en todo caso, remuneres. Todo esto permitirá que, si está ocupado uno, tengas otra opción; que estén dispuestos a hacerlo y de buen gusto; que no te preocupes por pagar demasiado; y que no te aflijas tampoco por la interacción entre tu gatito y otros animales.

Nos faltó evaluar la posibilidad de viajar con tu gato, de irte de vacaciones con tu minino. A pesar de que he conocido algunos animalitos a los que les gusta, la gran mayoría sufre, incluso los breves traslados. Una vez más, quizá ésta sea una alternativa conveniente si tu mascota es un perrito.

Si buscas transportadoras o juguetes para hacer más tranquilo su viaje, visita Hundsport.

One thought on “¿Qué hacer con tu gato cuando te vas de vacaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
0
    0
    Carrito
    El carrito está vacíoRegresar a la tienda
    × Como puedo ayudarte