arenero para tu gato HUNDSPORT

Cómo encontrar el arenero ideal para tus gatos

¿Cómo enseñarle a tu gato a utilizar su arenero?

Dicen que los gatos son salvajes, indómitos, que no se pueden educar… Sin embargo, existe un contrato entre los gatos y la humanidad que hace posible que sean una de nuestras mascotas más comunes: ¡Todos los gatos saben utilizar un arenero!  

Y lo van a usar; no tienes que entrenarlos; solamente hay que darles ciertas condiciones.

¿Tú usarías un baño sucio? ¿Caminarías sobre tus desechos? Los gatos son melindrosos y exigen una caja de arena limpia. Mientras tú pongas a su disposición un arenero aceptable, ellos no irán a buscar una alternativa en tus macetas o detrás de un sillón. 

Recomendaciones de como utilizar la caja de arena para tus gatos

1. Retira las heces TODOS LOS DÍAS. ¿Con qué frecuencia descargas el inodoro? Cada que lo usas, ¿cierto?

2. Cambia el arena, como mínimo, dos veces a la semana. 

3. Si tienes más de un gato, coloca más de un arenero: tantas cajas como gatos. Porque si “el baño está ocupado”, puede ser que el gatito se ponga creativo.

4. Las cajas de arena cubiertas suelen permitir que nos hagamos de la vista gorda; además resultan incómodas para algunos gatos. No te las recomiendo.

5. Hay muchos tipos de arena; mientras la mantengas limpia, y no sea muy gruesa, elige la que gustes. Sólo evita las aromatizadas, porque a la mayoría de los gatos no les agrada; para eliminar olores coloca al lado del arenero un bote con bicarbonato de sodio. 

6. No pongas mucha arena en la caja, no más de cinco centímetros de profundidad; a los gatos no les gusta, y ello no hará que tú la cambies menos.

7. Asegúrate de que el arenero esté siempre disponible; si lo pones en un baño o un clóset, mantén la puerta abierta, o instala una puertecita para mascotas. Y no coloques el arenero junto a una fuente de ruido o calor, como una lavadora; puede volverlo incómodo.

8. Si un día tu gatito no usa su arenero, llévalo al veterinario; puede ser que esté enfermo.

9. Si el doctor dice que está sano, y él insiste en inventar nuevos baños, no lo castigues; busca a un especialista en comportamiento animal con experiencia en gatos.

En resumen, y como sucede muchas veces con amos y mascotas, el hábito aprendido por un animal difícilmente falla; somos nosotros los que debemos ser cuidadosos y constantes. Dale a tu gato el arenero ideal y él te responderá con orden y limpieza. Ambos lo van a agradecer.

Encuentra el tuyo en Hundsport. ¿Ya nos sigues en nuestras redes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
0
    0
    Carrito
    El carrito está vacíoRegresar a la tienda
    × Como puedo ayudarte