artritis en perros hundsport

Artritis en perros

Tener un perro de mascota implica mucha paciencia y dedicación para conocer su personalidad y atender sus necesidades. Además de una dieta balanceada y ejercicio diario, los perros requieren de ciertos cuidados especiales para cuidar su salud.

Existen diversas enfermedades que los perros pueden fácilmente padecer, dependiendo de su raza y el hábitat en que vivan. Conocer, aunque sea de manera general y básica, las características principales de las enfermedades más comunes en los canes puede ayudarnos a prevenir futuras complicaciones. Además, nos ayuda a detectarlas mucho más rápido y a saber cómo actuar de la mejor manera posible. Al final, es importante recordar que no todas las enfermedades comparten los mismos síntomas y que hay algunas que no presentan síntomas al inicio.

¿Qué es la artritis en perros?

Una de las enfermedades más comunes es la artritis canina, que se manifiesta como dolor crónico. Con esto en mente, la aseguradora de mascotas Animal Friends realizó un estudio a más de 20 mil perros. En ella descubrió que uno de cada cinco perros sufre de artritis. Y que esta cifra se ha triplicado en los últimos años.

La artritis en perros es una enfermedad degenerativa que reduce el cartílago de las articulaciones, provocando dolor y dificultad para moverse. Usualmente, se detecta en perros de edad avanzada, aunque puede estar presente desde cachorros. Al reducirse la masa del cartílago, las articulaciones se inflaman. Esta inflamación provoca que los huesos del perro se friccionen, impidiendo la movilidad completa de sus patas y cadera. Además, puede causar que éstos crezcan de manera anormal.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Bristol, en Reino Unido,

la artritis es una de las causas más frecuentes de dolor crónico en todo tipo de razas de perros.

Atención y cuidados

La artritis canina puede ser tratada si se diagnostica a tiempo. Algunas de las formas en las que puedes notar si tu perro sufre de esta enfermedad es revisando si tiene dificultades para sentarse, levantarse o caminar. Si se rehusa a subir y bajar escaleras o le cuesta trabajo, pierde interés en jugar y hacer ejercicio. También si cojea o no puede apoyar alguna de sus patas, duerme más tiempo de lo habitual. Y, por último, si expresa alguna señal de dolor al moverse.

Según expertos, la artritis también puede ser prevenida o tratada si se controla la alimentación del perro y se verifica que su peso se mantenga en un rango promedio. Otras formas de darle comodidad a tu mascota, si padece artritis, es acostumbrarlo a dormir en una cama de hule espuma u ortopédica, pasearlo sobre superficies suaves en lugar de asfaltos y ayudarlo si necesita subir escaleras. Sin embargo, si tu perro presenta alguna sintomatología que indique la presencia de artritis, lo mejor es acudir al veterinario para iniciar el tratamiento correcto.

Cuida su alimentación desde el principio. En Hundsport tenemos alimento premium para todas las edades.

¡Visita nuestra tienda en línea!

Loading...
× Como puedo ayudarte