8 consejos para cuidar al perro anciano

8 consejos para cuidar a tu perro anciano

Envejecer es parte de la vida, para nuestras mascotas del mismo modo que para nosotros. Y la edad trae consigo cambios que vale la pena conocer. Un perro que entra en la senectud tiene requerimientos distintos a los de un cachorro y a los de un adulto joven. Que un perro se considere anciano depende de algunos signos de su estado físico, más que de su edad; por ejemplo, los perros de razas grandes se consideran viejos entre los 5 y los 6 años; los perros medianos, entre los 8 y los 10; y los chicos, de los 11 en adelante. Además, cada individuo es distinto; y su genética, aunada a su estilo de vida, tienen mucho que ver en este asunto.

Cambios en los perros que revelan su edad avanzada

En la medida en que entra en años, un perro tiene menos energía y es menos activo; la agudeza de sus sentidos decrece, sus ojos pueden desarrollar cataratas; órganos como sus riñones y su hígado pueden atrofiarse, propiciando enfermedades como la diabetes o desórdenes como la obesidad.

¿Cuáles son los cuidados especiales para un perro anciano?

  1. Una dieta apropiada. Una dieta balanceada, y un alimento sin exceso de calorías que previene el sobrepeso.
  2. Ejercicio regular. Quizá no las largas carreras de sus años mozos, pero caminatas diarias y trotes eventuales siempre le harán bien.
  3. Visitas regulares al doctor. Éstas permitirán advertir cualquier enfermedad o malestar a tiempo para atenderlo, ahora que pueden suceder de repente. Como mínimo, dos chequeos generales al año.
  4. Salud dental. Es común ver a los perros viejos sin algún diente; esto se debe a la edad pero también al descuido. Lava sus dientes todos los días, y si no le gusta, dale los premios que se han diseñado para cuidar su dentadura. Y llévalo por una limpieza profesional una vez al año.
  5. Vacunas y desparasitantes. Quizá tu perro necesite menos vacunas que antes pero sí los mismos anti-parásitos de siempre. Consulta a tu veterinario.
  6. Estética regular. Conforme envejece, el pelaje y la piel de tu perro perderán fuerza, humectación, brillo. Ayúdale a mantenerlos con baños regulares y cepillados frecuentes. Es conveniente que visite la estética un poco más que antes.
  7. Instalaciones especiales. También su sistema locomotor resentirá el paso del tiempo: ya no podrá saltar como antes, subir y bajar las escaleras o a su cama (o a tu cama). Ayúdale con rampas o escalones; o restringe su paso a los lugares que lo obliguen a esforzarse demasiado.
  8. ¡Dedícale tiempo! Un perro anciano es mucho más sensible a la falta de atención. Vive el momento con él. Apapachalo más que nunca. Que te sienta cerca si ya no ve bien o ya no escucha como antes. Juega con él. Llévalo a los lugares que le gustan. No lo desatiendas ni un solo día. ¡Nunca dejen de disfrutar juntos la vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
0
    0
    Carrito
    El carrito está vacíoRegresar a la tienda
    × Como puedo ayudarte